Saltar al contenido
Para Cactus

Aloe

¿Qué es el aloe o sábila?

La sábila o aloe es una de las plantas más conocidas tanto por su uso ornamental como por sus innumerables propiedades cosméticas. Aquí podrás aprender todo lo necesario sobre este género de plantas suculentas.

Variedades y tipos de aloe

Existen más de 500 variedades de sábila, aquí te presentamos las más conocidas.

Características del aloe o sábila

El aloe, sábila o acíbar es una planta suculenta procedente de África, Madagascar y Oriente Próximo. Cuyo cultivo se ha extendido por todo el mundo debido a sus propiedades medicinales y cosméticas.

Jardín de sábila

Este tipo de plantas puede confundirse fácilmente con el agave o diferentes tipos de haworthias. No obstante la forma del aloe es muy característica. Estas plantas están compuestas por varias hojas carnosas protegidas por dientes en forma de sierra que nacen de un tallo corto. A diferencia del agave, esta planta tiene un crecimiento rápido y unas dimensiones mucho menores. Su reproducción se realiza a través de la polinización cruzada y se multiplican por medio de semillas o hijuelos.

Muchas especies parecen no poseer tallo, dado que sus hojas aparecen en forma de espiral directamente de la tierra. Debido a esta estructura poseen la increíble capacidad de almacenar agua de lluvia, por lo que pueden sobrevivir largos periodos de tiempo sin riego o con una sequedad extrema del terreno. Lo que les ha permitido expandirse por gran parte de África.

¿De dónde viene el aloe?

A diferencia de la gran mayoría de cactáceas y plantas crasas, que proceden mayoritariamente de América Latina. El origen de esta planta se data en África, Madagascar y Oriente Próximo.

Propiedades del aloe

Las propiedades medicinales del aloe son muy conocidas. Algunas variedades de esta planta como la arborescens o la vera se utilizan en medicina natural por sus increíbles capacidades curativas. Esto es debido a que contienen un alto porcentaje del principio activo aloina que recibe su nombre de esta misma planta.

La característica más conocida de esta planta es su capacidad regenerativa de la piel. Para aprovechar esta propiedad del aloe se utiliza tanto su pulpa, como el líquido amarillento que segrega al cortar las hojas. Estas sustancias se aplican directamente sobre heridas o quemaduras ayudando a su rápida recuperación, e interviniendo en la curación de enfermedades como la tiña o el eccema. Además de sus cualidades regenerativas, esta planta es utilizada como calmante natural del dolor superficial.

Por otro lado, las sustancias derivadas de algunas de las variedades de esta planta son muy conocidas por sus propiedades afrodisíacas o relacionadas con el crecimiento del pelo.

Son muchos los usos del aloe

Flores de aloe

La flor del aloe nace anualmente en primavera. Y puede distinguirse en cualquier parte del mundo por sus característicos colores y forma. Ésta crece desde el tallo de la planta y se eleva unos 70 centímetros acabando en un racimo florido del que brotan innumerables pequeñas campanillas naranjas, rojas o amarillas.

La floración significa que la planta ha alcanzado su punto perfecto de madurez, por lo que ya está segregando todas las sustancias que la hacen famosa.

Pero tenemos una mala noticia. Es probable que nunca veas florecer tu aloe si lo estás cultivando en el interior.

Propiedades de la flor de sábila

Aun que la mayoría de las propiedades beneficiosas de esta planta se concentran en las hojas, la flor de sábila también concentra alguna propiedad interesante.

  • Muchos estudios aseguran que esta flor ayuda a disminuir la cantidad de grasa corporal.
  • Ayuda a incrementar las defensas y refuerza el sistema inmune.
  • Es rica en vitaminas y sales minerales.
Floración del aloe

Cultivo del aloe

Al igual que el resto de plantas suculentas, el cultivo de esta planta es muy sencillo. Solo hay que tener en cuenta los cuatro puntos imprescindibles en el cuidado de cactáceas y plantas crasas:

Tierra y abono para aloe

En primer lugar, el mejor sustrato para el aloe, es el que no contenga mucha cantidad de material orgánico (a diferencia de la turba negra pura). Dado que los suelos los que esta planta ha evolucionado son prácticamente minerales. Nosotros te recomendamos utilizar un  sustrato para cactus específico que contiene la proporción de nutrientes, minerales y orgánicos que esta planta necesita para desarrollarse con normalidad.

Si quieres extraer todo el potencial de tu planta de sábila, tendrás que abonar el aloe una vez cada 2 o 3 semanas. Realiza esta tarea durante la floración de la planta, dado que este momento será en el que necesite mayor cantidad de nutrientes. Te recomendamos utilizar un abono para cactus específico.

Riego del aloe

Si quieres regar un aloe de manera correcta, tendrás comprobar con tus propias manos el estado de la tierra. Riega la sábila únicamente cuando consideres que el suelo está comenzando a secarse. Abusar del riego puede desembocar catastróficamente en la aparición de hongos y la muerte de la planta.

¿Cuando trasplantar una sábila ?

Al igual que con la plantación. El mejor momento para trasplantar el aloe es la primavera, cuando la planta aproveche todos los nutrientes del suelo para pegar el estirón.

Recuerda que el trasplante del aloe es un momento idóneo para comprobar su estado. Durante este proceso podrás observar las raíces. Si estas han comenzado a tomar tonos grisáceos o blanquecinos, la planta te estará indicando que puedes estar ante la presencia de hongos. Por lo que te aconsejamos cortar los trozos afectados y aplicar un fungicida genérico.

Reproducción del aloe

Al igual que sus hermanas, la multiplicación del aloe puede realizarse mediante esquejes o semillas. Siendo este proceso muchísimo más fácil si optamos por utilizar esquejes o hijuelos basales.

Para reproducir el aloe mediante esquejes, retira una de las hojas de la planta. Deja que la herida seque durante al menos 24 horas, a continuación planta este trozo en una tierra nueva y limpia enterrándolo al menos 1/3 de la longitud total del pedazo seleccionado.

Al igual que la mayoría de las suculentas, el aloe genera pequeños hijuelos basales de vez en cuando. Si quieres reproducir esta planta de una manera eficaz, deberás retirar uno de estos hijuelos, cuando haya alcanzado los 10 centímetros de altura, dejar que la herida seque, y plantarlo en una nueva maceta, al igual que en el proceso por esquejes.

Una curiosidad de este tipo de plantas es que puede reproducirse también por hojas, por lo que si cortas una y la plantas de la misma manera que un esqueje, probablemente consigas reproducir la planta de manera correcta.

Semillas de sábila

Para realizar la siembra del aloe deberás extraer las semillas tras la fecundación de la planta en primavera. Deja secar las mismas en un plato a la sombra en un lugar bien ventilado. Tras esto, siémbralas utilizando una mezcla de sustrato para semillas y vermiculita en una proporción 2:1. Riega la nueva tierra de manera normal evitando cambios bruscos de temperatura y humedad para impedir dañar a la nueva planta. 

Semillas de sábila

¿Dónde comprar un aloe online?

En nuestra tienda podrás encontrar muchos tipos de esta planta así como todo lo necesario para cuidarla y disfrutar de ella al máximo.

Comprar más aloes en Amazon

 

¿Te ha gustado lo que has leído?

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo.

¡Mil gracias amante de los cactus!

Summary
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 3 votes
Brand Name
Aloe
Product Name
Aloe
error: Content is protected !!