Saltar al contenido
Para Cactus

Cactus San Pedro

¿Conoces los secretos del cactus sagrado más poderoso del mundo? ¡Quédate con nosotros y descubrirás todos los misterios del cactus san pedro, el cactus de los dioses!

¿Qué es el cactus San Pedro o echinopsis pachanoi?

La echinopsis pachanoi o trichocereus pachanoi, comúnmente conocida como cactus San Pedro o Pedrito por los occidentales o wachuma por los pueblos originarios. Es una especie de echinopsis procedente de las zonas áridas de América Latina, aunque hoy en día su uso está muy extendido desde el desierto de Atacama en Chile y Jujuy en Argentina, hasta las zonas amazónicas del sur de Colombia. Esta planta se caracteriza por poseer una densidad muy reducida de espinas y un cuerpo robusto, suave y alargado que llega a alcanzar de 3 a 7 metros de altura. El crecimiento del cactus de San Pedro es muy lento, pudiendo llegar a tardar hasta 5 años en madurar. No obstante, esta planta genera con mucha facilidad hijuelos basales, lo que facilita mucho su reproducción y aprovechamiento.

¿Cómo diferenciar y reconocer el cactus San Pedro?

A diferencia de muchas otras especies de cactus, la echinopsis pachanoi es fácilmente reconocible debido a su gran longitud y su carencia de espinas, además de su reconocible color azulado en los vértices de los hijuelos tiernos. Pero posiblemente, la cualidad más característica del cactus San Pedro es su sección. Ésta presenta una forma de estrella con un número de puntas que puede variar entre las 3 y las 7. Siendo su uso muy diferenciado en los procesos de sanación indígenas en función del número de estos vértices.

cortar san pedro
Sección de huachuma estrellada

Origen del San Pedro o San Pedrito

Los primeros usos de la huachuma se datan en más de 5700 años en las tierras semidesérticas y preandinas del noroeste de lo que hoy es Perú. Ya que culturas tan importantes como la Chachapoyas, la Chavin, los Chimú y posteriormente los Incas la utilizaron como la piedra angular de su cosmovisión, siendo de gran ayuda en la comprensión de la realidad aparente. 

La palabra wachuma o huachuma, en quichua, significa literalmente «estar sin cabeza; descabezarse; cortarse la cabeza; cortar el ego» . Y como verás más adelante su nombre está estrechamente relacionado con el objetivo de su uso en rituales de sanación. Por su parte, los monjes jesuitas españoles, al llegar al Nuevo Mundo y entrar en contacto por vez primera con los rituales que tenían a esta planta como principal protagonista, quedaron sorprendidos con la capacidad terapéutica y espiritual de la huachuma. Éstos comprendieron rápidamente el poder sanador de la echinopsis pachanoi y la bautizaron como cactus de San Pedro, en honor al patrón de la Iglesia Católica y custodio de las puertas del cielo. Dado que en palabras de los propios monjes, la huachuma «abría las puertas al otro mundo».

Cactus San Pedro en flor

La inflorescencia del pachanoi es un espectáculo digno de ver. El San Pedro cactus, cuando alcanza la madurez, genera unas grandes y llamativas flores blancas que comienzan su crecimiento en las costillas de la planta. Debido a esto, la wachuma, dejando a un lado sus propiedades rituales, es también una de las plantas ornamentales más utilizadas para decoración de jardines de exterior. Si quieres conocer la verdadera belleza de un cactus del desierto no puedes perderte una flor de San Pedro.

wachuma cactus
Floración del San Pedro o San Pedrito

Características y propiedades del cactus San Pedro

La wachuma, también conocida como ‘medicina‘  o ‘San Pedrito‘ por las comunidades indígenas andinas, es la segunda planta del mundo en concentración del principio activo mescalina, después del peyote. Éste es un compuesto alcaloide psicoactivo con grandes capacidades alucinógenas. Debido a su composición, el San Pedro cactus ha sido el protagonista de la cosmovisión andina desde tiempos remotos. Siendo hoy en día la piedra angular de multitud de rituales sagrados a lo largo y ancho del continente americano. 

Debido a los más de 5700 años de uso de la huachuma en América, la mescalina puede considerarse el alcaloide más antiguo usado por seres humanos. En la actualidad, la mescalina tiene importantes aplicaciones terapéuticas en psicología y psiquiatría clínica, así como en investigación molecular sobre los mecanismos biológicos de la esquizofrenia.

Hoy en día, los alucinógenos pueden clasificarse en dos grandes grupos, las triptaminas y las feniletilaminas. Siendo la mescalina, el representante más importante del segundo grupo. Éste compuesto activo está estrechamente relacionado con el miedo y los instintos más básicos en los humanos. Debido a esto, las ceremonias con esta planta sagrada giran entorno a la muerte y la lucha contra los miedos más enraizados en el corazón del participante. Siendo una herramienta fundamental para la comprensión del ‘yo’ más allá del ego.

cactus alucinogenos
San pedrito listo para su consumo

Wanchuma en la cosmovisión andina

Atendiendo a la forma en la que muchas culturas alrededor del planeta comprenden y se relacionan con el mundo; la realidad que tú y nosotros podemos percibir a través de nuestros sentidos «ordinarios» es muy limitada. Por ello, existen un conjunto de 5 grandes plantas sagradas que los dioses nos ofrecieron para poder comunicarnos con ese otro mundo, esa otra realidad intelectiva que trasciende nuestros sentidos físicos. Entre esas plantas se encuentra la wachuma. Ésta, a diferencia de otras medicinas como la ayahuasca o el cacao, es una planta con energía dominantemente masculina, una fuerza telúrica y de gran autoridad que permite al paciente observar únicamente lo que la planta quiere mostrar en cada momento.

Las culturas precolombinas, así como multitud de comunidades en la actualidad entienden que la Pacha Mama o entidad representante de la energía viviente, ofreció a los animales y humanos en la Tierra diversos tipos de herramientas para poder habitar este mundo; plantas con las que podían alimentarse, plantas con las que podían vestirse y construir, y medicinas que les ayudarían a sanar cuerpo, mente y alma. Siendo la huachuma una de esas poderosas herramientas.

Muchas civilizaciónes como la Chavín o la Chimú en el norte del actual Perú, consagraron ciudades puramente ceremoniales al consumo colectivo y ritual del San Pedro. Existiendo templos con extraños portales, intrincados laberintos y espectaculares estructuras creadas únicamente para guiar en el proceso ceremonial que gira entorno a la echinopsis pachanoi.

Flor San Pedro
Antiguo chamán chavín sosteniendo un cactus wachuma

Ceremonia con la medicina wachuma

El abuelo wachuma como es conocido en el mundo andino es en muchos aspectos el canal que nos conecta con el entorno y con nosotros mismos, ayudándonos a saber que lugar ocupamos en el mundo. Para llegar a este proceso es necesario anular el ego y las ambiciones y deseos del cuerpo y la mente que hemos adquirido en las sociedades tan competitivas en las que vivimos. Y éste es el principal beneficio del cactus San Pedro, característica fundamental para iniciar un proceso de comunión con el medio.

Las ceremonias con San Pedro, son procesos íntimos y muy personales que tienen que ser guiados y acompañados por expertos en la medicina ancestral de los pueblos originarios. En el siguiente vídeo podrás conocer con más detalle este increíble mundo espiritual.

Consumo y preparación del cactus San Pedro

Antes de nada, decirte que el consumo del don Pedro planta es ilegal en muchos países. Por lo que te recomendamos que te informes de la legislación vigente en tu país antes de consumir esta planta, dado que podrías estar realizando algo ilegal, penado en muchos lugares del mundo incluso con penas de cárcel.

En la mayoría de ceremonias con cactus San Pedro, éste se consume en forma de bebida, que se prepara con la cocción lenta de las primeras capas de este cactus alucinógeno, donde se concentra la mayor parte del mucílago que contiene grandes proporciones de mescalina.  La bebida de cactus San Pedro suele ser un té muy oscuro, denso y difícil de ingerir. Conocer cómo consumir el San Pedro cactus y que dosis tomar es algo que sólo los chamanes expertos en esta medicina conocen.

La ceremonia no solo consiste en la toma del líquido, si no en todo el proceso que conlleva su elavoración, desde la cosecha hasta la cocción. En el proceso de preparación de la huachuma, todos los participantes forman parte activa de la cocción, transmitiendo «energías positivas» y «luz» al preparado, mediante miradas, palabras, tacto y música ceremonial. Esta preparación puede durar entre 8 y 12 largas horas.

En el siguiente vídeo podrás ver de forma ilustrativa e informativa cómo cortar el San Pedro. Te recordamos que la información que aquí te presentamos es a modo informativo, en ningún caso te animamos a su consumo si en tu país no está permitido.

Efectos del cactus San Pedro o huachuma

En la gran mayoría de los casos, los efectos de esta sustancia conllevan una muerte relativa. Proceso necesario, según la cosmovisión de los pueblos indígenas, para llegar a comprenderte a ti mismo y superar los miedos. Dado que todo miedo radica en la muerte. Debido a esto, y según la dosis ingerida, el proceso alucinatorio de esta sustancia va desde una perdida parcial de movimiento y consciencia, hasta una lucidez extraordinaria, pasando por multitud de visiones y ensoñaciones.

Experiencias con el cactus San Pedro

Aquí podrás ver algunas de las experiencias con wachuma de personas que han formado parte de este tipo de rituales.

Cultivo y cuidados del cactus San Pedro

La característica principal de la planta don Pedro es su gran resistencia. Sin embargo, al igual que el resto de suculentas del estilo, cultivar una wachuma requiere un proceso muy específico pero nada complejo.

Tierra para el cactus San Pedro

En primer lugar, el mejor sustrato para la wachuma, será aquel que no contenga prácticamente material orgánico. Siendo principalmente mineral y arenoso. Esta característica le permitirá no retener en exceso agua, evitando la podredumbre de la planta. Te recomendamos adquirir un sustrato para cactus específico que posea las propiedades que esta planta necesita.

Riego de la huachuma

Para regar el cactus San Pedro tendrás que comprobar la humedad de la tierra. Procurando que ésta permanezca continuamente húmeda, pero no mojada ni encharcada, para evitar la podredumbre de las raíces. Recuerda la gran capacidad de acumular agua que tienen estas plantas suculentas. Pueden soportar largos periodos de sequía sin problemas.

Abono para el cactus San Pedro

Te recomendamos abonar la wachuma cactus una vez cada 2 o 3 semanas. Utiliza un abono para cactus específico. Realiza este proceso durante la floración de la planta, para aprovechar todo su potencial.

El crecimiento del cactus San Pedro es muy lento pero constante, por lo que tendrás que estar atento al trasplante si quieres permitir a la planta crecer de manera natural.

¿Dónde plantar un cactus San Pedro?

La mejor manera de saber como cultivar una echinopsis pachanoi es recordar su origen. En este caso, esta planta es una planta tanto de exterior como de interior. Por lo que éstos son los cuatro consejos básicos:

  • Sitúala a pleno sol y temperaturas elevadas
  • No bajar de los -5ºC.
  • Es una planta que no necesita prácticamente mantenimiento.
  • No necesitan poda.

Reproducción del cactus de San Pedro

Al igual que sus hermanas, la multiplicación de la echinopsis pachanoi puede realizarse mediante esquejes o semillas. Aunque el método por semillas es mucho más completo y bonito, te recomendamos realizar este proceso a través de esquejes, dado que conseguirás réplicas exactamente iguales a la madre y la probabilidad de fallo es casi nula.

¿Cómo multiplicar la wachuma por semillas?

Si optamos por la reproducción por semillas hay que tener en cuenta que éste es un proceso más lento pero mucho más bonito. La trichocereus pachanoi da semillas durante los meses de marzo-abril. Para conseguir triunfar en esta tarea, prepararemos macetas con una mezcla de tierra para cactus y vermiculita en una proporción 2:1. A continuación sumergiremos las macetas en agua hasta que la tierra quede bien empapada. Tras esto introduciremos las semillas a una profundidad no mayor a 1,5 centímetros. Después cubriremos las macetas con papel de film trasparente y procuraremos regarlas con un pulverizador cada vez que la tierra esté seca. Abriendo el plástico una vez al día para eliminar el agua de condensación. Tras 1 o 2 meses tendremos nuestros bebes de trichocereus pachanoi recién germinados y listos para una nueva vida. Espera hasta que estas pequeños San Pedros alcancen un tamaño suficiente para poder ser manipuladas, antes de trasplantarlas a la maceta definitiva.

cactus alucinógenos
Semillas de huachuma listas para ser sembradas

Propagación del cactus de San Pedro por esquejes

Al igual que la mayoría de las plantas suculentas. Estos cactus de San Pedro, generan muchos esquejes o hijuelos basales alrededor de la planta madre, cuando ésta a alcanzado la madurez. Para reproducir una wachuma a través de hijuelos. Deberás de esperar a que estos hayan alcanzado un tamaño considerable (entre 10 y 15 centímetros). Cuando ésto haya pasado, utiliza un cuchillo afilado para retirar el hijuelo, limpia bien la herida, y deja secar la nueva sección cortada durante, al menos, 24 horas. Cuando la herida ya esté seca, planta el hijuelo en una nueva maceta enterrándolo no más de 4 centímetros en el sustrato. Tras una o dos semanas la nueva planta San Pedro habrá desarrollado las suficientes raíces como para poder sobrevivir por sí sola.

¿Cómo plantar wachuma?

Si tienes dudas sobre cómo plantar un San Pedro, el siguiente vídeo te las despejará todas, sin excepción.

¿Cómo trasplantar el cactus San Pedro?

Al igual que con la plantación. El mejor momento para realizar este proceso es la primavera.

Recuerda que el trasplante de la wachuma es un momento idóneo para comprobar su estado. Durante este proceso, intenta eliminar todas las raíces que estén tomando colores grisáceos, dado que esto es indicador de la posible presencia de hongos.

También ten en cuenta colocar trozos de barro cocido sobre los agujeros de drenaje de la nueva maceta, para evitar que las raíces del huésped lo taponen e incrementen de manera indeseable la humedad de la tierra.

Este proceso no es nada difícil. Da la vuelta a la maceta sujetando la tierra con una mano y golpeando ligeramente los laterales del recipiente con la otra. Ayúdate de herramientas para sacar el San Pedro planta sin herir las raíces ni exponerlas demasiado al sol directo. Te recomendamos utilizar herramienta para cactus que aseguren que la planta San Pedro no sufre en este proceso. Éstas suelen ser herramientas delicadas y de un tamaño correcto que no dañan las raíces ni las hojas del cactus de San Pedro en el proceso.

Problemas con el cactus San Pedro

A la hora de cultivar una huachuma hay que tener cuidado con ciertos aspectos vitales como el riego y el tipo de sustrato para evitar el mal más común: los hongos. Habitualmente, con un exceso de riego, el tallo se pudre. Dotando a la planta de San Pedro de un aspecto arrugado y lacio. Lamentablemente, si ya hay síntomas de pudrición en el tallo, no hay mucho que hacer. Por lo que te recomendamos ser cauto con el agua. Confía en tu planta, ella puede cuidarse casi sola.

Si tu trichocereus pachanoi no florece, no te preocupes. Dependiendo de la variedad que tengas, esta planta florecerá de manera periódica o no. Y únicamente cuando haya recibido los nutrientes adecuados.

Las suculentas son plantas que suelen necesitar algo de espacio para crecer. Por eso, si tu trichocereus pachanoi no crece, te estará mandando señales para que le trasplantes de maceta. No te preocupes, en cuando lo hagas y le aportes el suficiente abono; crecerá como nunca.

Wachuma cortada para retirar una zona enferma.

San Pedro con manchas negras

Este tipo de problemas es el más común en cualquier cactácea. Las manchas negras en la wachuma suelen ser indicativos de hongos. Te recomendamos que utilices un fungicida para cactus. Si el problema persiste y avanza dramáticamente; lo mejor será que cortes el cactus justo encima de la mancha (comprobando que en la sección no aparecen coloraciones extrañas) y que lo plantes en una nueva maceta, como harías con un hijuelo basal.

San Pedro amarillento

Si las zonas amarillentas de la planta están blandas, es muy probable que te encuentres ante un caso de hongos. Si por el contrario, solo es cuestión de coloración, lo más probable es que tu planta necesite nitrógeno. En nuestra sección de fertilizantes para suculentas te explicamos todo acerca de este tema.

Venta de cactus San Pedro en España

La venta, distribución y consumo en España de esta planta mágica está totalmente prohibida como muchas otras sustancias. Por lo que te recomendamos que estudies la legislación vigente en tu país antes de iniciarte en el cultivo de este cactus aunque solo lo vayas a hacer con motivos ornamentales.

¿Dónde comprar un cactus San Pedro?

En nuestra tienda podrás encontrar semillas de la planta San Pedro, todo lo necesario para cuidarla, y alguna que otra sorpresa. Prepárate para crear espectaculares arreglos y decoraciones de todo tipo con el famoso San Pedro planta.

Summary
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 4 votes
Brand Name
San Pedro
Product Name
San Pedro
error: Content is protected !!