Saltar al contenido
Para Cactus

Euphorbia lactea

¿Quieres conocer al cactus con la flor más extraña del Mundo? La euphorbia lactea es una de las suculentas más extravagantes que se conocen. ¡Quédate con nosotros y descubrirás todas las curiosidades del «fantasma blanco»!

¿Qué es la euphorbia lactea, planta candelabro o cardón?

El cactus euphorbia lactea es un arbusto grande y frondoso, que llega a alcanzar los más de 5 metros de altura. Sus ramificaciones recuerdan a un cactus candelabro en toda regla, con la excepción de que en los vértices de sus 4 costillas genera unas pequeñas hojas caducas con las que la planta puede llegar a reproducirse.

Su apelativo «lactea» describe a la perfección otra de las características más notables de esta planta suculenta; su capacidad de generar un corrosivo y en algunos casos medicinal látex blanco y pegajoso.

Origen de la euphorbia lactea

Esta especie de suculenta procede de las regiones tropicales de la India y Sri Lanka. Su existencia fue descrita por vez primera por el botánico Adrian Hardy Haworth en su publicación ‘Synopsis plantarum succulentarum’ en 1812.

Euphorbia lactea en flor

Esta variedad es mundialmente conocida por su inflorescencia en forma de extraña cresta de colores muy llamativos. El color y forma de esta extraña protuberancia da nombre a cada una de las subclases de la planta, pudiendo encontrarse variedades con crestas blancas, verdes, amarillas, anaranjadas e incluso multicolores.

Debido a su llamativo aspecto, esta variedad es muy utilizada como planta ornamental, haciéndola una de las plantas suculentas más queridas del mundo. Ésto hace que sea muy buscada por los aficionados a este tipo de plantas, y en algunas ocasiones muy complicada de encontrar en tiendas especializadas.

Flor de euphorbia lactea
Floración de la euphorbia lactea

Variedades de la planta candelabro o cactus cresta

Existen muchas variedades de esta suculenta lechosa, tantas como colores puedas imaginarte. Cómo te hemos dicho, la forma color o tamaño de sus flores darán nombre a cada una de las subespecies de esta planta. A continuación te explicamos las más famosas. Las que no pueden faltar en tu jardín o ventana.

Euphorbia lactea cristata

Ésta es sin duda una de las variedades de euphorbia crestada más conocidas por todo el mundo. Su conocida cresta grande y pálida le da su famoso nombre. Es sin duda la planta ornamental de interior más utilizada por los amantes de las suculentas.

Euphorbia lactea cristata con su característica cresta

Euphorbia lactea white ghost

No te asustes, este fantasma no tiene sábana blanca ni cadenas. Su color pálido y sus bordes violáceos bautizan a esta planta con su fantasmagórico nombre. Su cuidado es extremadamente fácil, y su belleza y resistencia le hacen un objetivo perfecto para decorar cualquier interior o exterior.

Cactus cresta del sol
Euphorbia lactea white ghost. Con su característica cresta blanca.

Euphorbia lactea variegata

Con flores igualmente llamativas pero mucho menos vistosas que sus hermanas mayores, la variegata suele ser una opción idónea para decorar jardines y exteriores de una manera fácil y duradera. Estos grandes arbustos darán al exterior de tu casa una colorida tonalidad roja cada primavera.

Cactus cresta
Euphorbia lactea variegata, muy similar a un cactus.

Propiedades de la euphorbia lactea

La propiedad más característica de esta suculenta es su capacidad de generar un irritante látex blanquecino en cada herida que se le produce. Esta sustancia es altamente corrosiva y perjudicial, en apariencia, para la salud humana. Es preciso evitar en todo momento el contacto con las mucosas y los ojos, dado que puede llegar a causar incluso ceguera temporal, sobre todo en niños. Sin embargo, en regiones de India, esta planta es sorprendentemente utilizada como purgante natural.

¿Donde cultivar una euphorbia lactea?

De manera genérica el cuidado de la euphorbia lactea o cactus cresta es muy simple. Únicamente tendrás que seguir los siguientes tres puntos y seguro que triunfaras en tu misión.

  • Pleno sol 
  • No soporta bien las heladas. Si la temperatura baja de los 10 ºC mejor tenerla en el interior de tu casa.
  • Riego muy escaso.
  • Trasplantes anuales.

¿Cómo cuidar una euphorbia lactea?

Al igual que el resto de plantas suculentas, el cultivo de la planta candelabro es muy sencillo. Solo hay que tener en cuenta los dos puntos imprescindibles en el cuidado de cactáceas y plantas crasas. Aquí te presentamos nuestros consejos más importantes; euphorbia lactea cuidados.

Abono y Sustrato para la euphorbia lactea

En primer lugar, el mejor sustrato para la planta candelabro, será aquel que no contenga prácticamente material orgánico. Siendo principalmente mineral y arenoso. Esta característica le permitirá no retener en exceso agua, evitando la podredumbre de la planta. Te recomendamos adquirir un sustrato para cactus específico que posea las propiedades que esta planta necesita. Si prefieres diseñar tu propia tierra te recomendamos que leas nuestra sección de tierras para suculentas.

Te recomendamos abonar tu cardón una vez cada 2 o 3 semanas. Utiliza un fertilizante para cactus específico. Realiza este proceso durante la floración de la planta, para aprovechar todo su potencial. AL igual que con la tierra, en nuestra sección de abonos, te explicamos como fabricar el tuyo propio ajustándote a tus necesidades y sin gastar dinero innecesariamente.

Euphorbia lactea riego

Para regar la planta candelabro tendrás que comprobar la humedad de la tierra. Procurando que ésta permanezca continuamente húmeda, pero no mojada ni encharcada, para evitar la podredumbre de las raíces. Estas plantas pueden soportar largos periodos de sequía sin problemas.

Reproducción de la euphorbia lactea

Al igual que sus hermanas, la multiplicación de la planta candelabro puede realizarse mediante esquejes o semillas. Aunque el método por semillas es mucho más completo y bonito, te recomendamos realizar este proceso a través de esquejes, dado que conseguirás réplicas exactamente iguales a la madre y la probabilidad de fallo es casi nula. Para realizar este método tendrás que separar uno de los hijuelos basales que brotarán de la base de la planta cuando esta haya alcanzado la madurez. Retíralo, deja secar la herida durante 24 horas y plántalo en una maceta con un sustrato específico y limpio, regándolo de manera normal.

Si te atreves a multiplicar la euphorbia lactea mediante semillas, lo que tendrás que hacer es frotar dos flores con diferente sexo hasta conseguir fecundarlas. Tras esto y después de esperar un par de semanas, la planta generará sus frutos. Extraer las semillas de euphorbia lactea de estos frutos es muy sencillo. Una vez tengas las semillas únicamente tendrás que plantarlas en un sustrato húmedo específico para suculentas.

¿Cómo injertar una euphorbia lactea?

Es muy común injertar la euphorbia lactea en otras especies de euphorbia decido a su gran resistencia y propiedades ornamentales.

Para ello tendrás que extraer la cresta floral de esta suculenta y dejar que la herida seque durante al menos 24h. Tras esto realiza un corte lo suficientemente grande en la planta madre y clava un pequeño palillo en ésta herida, dejándola secar durante otras 24h. Una vez tengas las dos partes secas y preparadas para el injerto, clava la cresta seleccionada en el palillo hasta que las dos piezas entren en contacto directo y cruza los dedos.

Trasplante de la planta candelabro

Tienes que tener en cuenta que estas plantas son arbustos que pueden llegar a medir varios metros de altura si les dejas el suficiente espacio. Por eso tendrás que trasplantarla a una maceta 3-4 centímetros mayor una vez al año. Para ello utiliza hojas de papel de periódico y guantes especiales para esta tarea, dado que las espinas del cactus candelabro pueden llegar a ser de gran tamaño y muy afiladas.

El trasplante del cardón es un buen momento para comprobar el estado de salud de la planta. Si ves alguna raíz con tonos grisáceos, es un buen momento para que apliques un fungicida y retires las raíces dañadas, dado que estas podrán estar presentando claros síntomas de hongos.

Coloca trozos de barro cocido o antiguas macetas en el fondo del nuevo recipiente para dejar a la inquilina entrante respirar correctamente.

Enfermedades de la euphorbia lactea

La planta candelabro es altamente resistente al ataque de plagas y las que puedan aparecer no suelen afectarla demasiado. No obstante al igual que todas las plantas de su familia, el cardón es muy propenso a podrirse si abusamos del riego o la exponemos a temperaturas muy bajas.

¿Cómo tratar una euphorbia lactea?

Si aparecen manchas negras o tu planta euphorbia toma un aspecto blando y nada sano, tendrás que seleccionar una parte que luzca verde y sin manchas y cortarla, comprobando que no existe ningún tipo de coloración extraña en el corte. Podras plantar ese trozo en una maceta sana después de dejar secar la herida durante al menos 24h. Esta es la única manera de revivir una planta candelabro cuando no haya otra solución.

¿Dónde comprar una euphorbia lactea o cactus candelabro?

En nuestra tienda podrás encontrar varios tipos de esta planta, a muy diferentes precios, así como todo lo necesario para cuidarla y disfrutar de ella al máximo.

Ver más euphorbias en Amazon

Summary
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 1 votes
error: Content is protected !!